“Estamos enfocados en darle una alegría al pueblo zuliano”

¿Cómo analizar con frialdad una alegría cuando es tan grande?

El director técnico de Zulia Fútbol Club, profesor Francesco Stifano, y el guardameta, capitán y artífice en la eliminatoria de 180 minutos ante Nacional Potosí, declararon ante los medios de comunicación del estado luego de clasificarse a la próxima ronda de la Copa Conmebol Sudamericana este martes en el “Pachencho” Romero de Maracaibo.

Fútbol y emotividad es la mejor descripción de un encuentro que duró 15 minutos.

Planificar desde lo emotivo

“En los primeros minutos del partido ya habíamos llegado hasta cuatro veces claras”, argumentó Stifano en una de sus primeras intervenciones en conferencia de prensa. “Estudiamos a (Nacional) Potosí de forma total y siento que, a pesar del resultado, lo dominamos, sin embargo yo puedo analizar mucho a los rivales, pero todo se vuelve más importante cuando tienes un grupo de jugadores que quiere y desea con voluntad y humildad las cosas que está logrando, eso es lo más importante en la clasificación”, apuntó.

El estratega campeón de la Copa Venezuela 2018 abrazó mucho más a sus dirigidos en sus siguientes manifestaciones. “Nosotros, si no fuera por este grupo de jugadores no estaríamos aquí. Lo que vivimos los últimos días en Maracaibo es muy complejo, pero hay sacrificio ante la adversidad y ganas de seguir adelante. Estamos enfocados que tenemos que darle alegría al pueblo zuliano, tal como esto que estamos viviendo. Los jugadores de jerarquía dan un plus en este equipo y obligan a los jóvenes a ser mejores y tengo que agradecer lo que están dando”, cerró el adiestrador.

 

El que “encendió” la luz

José Leonardo Morales, simplemente Leo Morales, describió casi con un guiño de picardía lo ocurrido en la tanda de penales, la que él reconoce que para ganarla hay que tener “un poquito de suerte”, pero también juegan otras cosas.

“Antes de cobrar lo más importante fue transmitirle tranquilidad al grupo y realmente los sentí calmados. Les comenté que hicieran lo que veníamos haciendo en los entrenamientos y así fue. Hoy teníamos un lema, que éramos ‘la luz de la ciudad ante tanta adversidad’, y lo hicimos realidad así sea por una o dos horas le dimos alegría a la gente y nos matamos para hacerlo”, acota el nacido hace 41 años en El Tigre, estado Anzoátegui.

El hombre que tapó dos penales contó: “Tuve instinto, porque hice lo contrario de lo que habíamos visto de los cobradores, gracias a Dios todo salió. Hoy estoy orgulloso de la ciudad, del estado, estoy orgulloso del Zulia y de mi equipo. De estar en una institución con una directiva a la que conozco y que sé que junto con nosotros estamos remando para el mismo lado”, cerró