Romero: “Estoy orgulloso de este equipo”

Después de haber vencido a Estudiantes de Caracas (0-2) con claridad en la última fecha del Torneo Apertura 2016, los rostros de los jugadores del Zulia FC denotaban satisfacción por el deber cumplido, acompañada de cierta preocupación por lo que ocurría en otras canchas.

Al final, depender de otros equipos no resultó buen negocio para el elenco negriazul. El fútbol a veces te da y a veces te quita. A los regionales, que fueron un hueso duro de roer en cada partido, no les fue suficiente un repunte final extraordinario para clasificar al octogonal por segundo campeonato al hilo.

Una vez superado el trago amargo, el capitán del Zulia FC, Giovanny Romero, expresó su sentir: “Estoy orgulloso de un equipo que no se entregó. Luchamos hasta el final. Lo dimos todo, pero lamentablemente no se nos dio”.

Pese a los elogios repartidos, el capitalino también entonó el “mea culpa” en nombre del grupo: “Nos pasó factura ser muy irregulares a lo largo del torneo”. Y matizó: “Las cosas no se nos estaban dando como queríamos, pero nunca dejamos de trabajar y de creer en nosotros”.

Con plena madurez, el veterano se refirió a la desazón de los aficionados por no trascender. “Nosotros no podemos escapar de las críticas porque el torneo pasado levantamos expectativas en la ciudad”. En el Adecuación 2015, el Zulia firmó la mejor campaña corta de su historia, con 33 unidades en 19 jornadas.

Progreso

Muy a pesar de no haberse colado en la fiesta de los mejores ocho, para Giovanny Romero, el equipo sigue en pleno ascenso. “Los muchachos jóvenes son cada vez más importantes y han entendido de que hay que ser mucho más grande a la institución”. Y abundó: “La gente se tiene que adaptar a que este equipo tiene que ser un equipo ganador. Ya no peleamos por el descenso, nuestras luchas son otras”.

Corregir errores

Haber sacado 11 de 27 puntos en la primera mitad del torneo parece haber sido la sentencia de la escuadra negriazul. “Hay que arrancar con todo el Clausura para sumar un buen colchón de puntos. No hay que llegar al final para entender eso. Sabemos que si no comenzamos con todo el torneo que viene, nos puede pasar lo mismo que nos pasó el miércoles (no clasificar)”.

“Hoy en día los culpables somos nosotros, que dejamos escapar algunos partidos”, prosiguió Romero. El Zulia se enquistó en una seguidilla de empates, que terminó siendo decisiva para sus aspiraciones, desde la jornada 10 hasta 13, incluyendo el partido reprogramado con Mineros. Además, de dos triunfos que se escaparan después de haber estado, prácticamente, en el bolsillo (Monagas y Anzoátegui).

Balance personal

El central, de 33 años, culminó el certamen, disputando la totalidad de los minutos. Solo Kerwis Chirinos, su compañero en la retaguardia, puede jactarse de emularlo. “Desde que llegué (al Zulia FC), sólo me perdí un partido por acumulación de tarjetas. Es difícil ver al equipo desde afuera”, suelta.

Más allá de sus barridas espectaculares “in extremis”, su solidez aérea, su salida limpia, y su defensiva expedita, Romero dejó un gesto en la última jornada digno de enmarcar. Luego de haber sufrido una torcedura en su tobillo derecho en el maltrecho césped del Brígido Iriarte, el capitán volvió al campo por sus propios medios, con visibles ademanes de dolor y renqueante hasta más no poder, para acompañar de pie a sus compañeros dentro del campo hasta el pitazo final.

Toda la vida he tratado de, además de ser un futbolista, ser un guerrero”, explica de esta forma su acción espartana. “A veces me han dado pelotazos en la cara o en la espalda, pero no importa siempre y cuando salve mi arco. En mí siempre tendrán alguien que se mate en la cancha”, concluyó.

BALANCE FINAL DEL ZULIA FC EN EL APERTURA 2016

CALENDARIO-APERTURA-2016_v01